¿En qué fijarse antes de comprar un auto usado? La prueba de manejo

Realizar una prueba de manejo antes de comprar un vehículo usado es de suma importancia. Atención a estos consejos.

16 de septiembre 2021

Qué debes revisar en la prueba de manejo de un carro  usado

Al comprar un auto usado, tienes que revisar tres cosas antes de decidirte por uno. El interior, exterior y el desempeño del motor. Es sobre esto último que te hablaremos en este post. La prueba de manejo.

Revisa cuánto sabes de mecánica con el siguiente Test Autofact

Esta es la importancia del mantenimiento preventivo de un carro

 

Solicita el Informe Autofact de antecedentes y asegura la compra de cualquier carro

Ingresa la Placa del vehículo

La prueba de manejo en un carro "paso a paso"

Cuando pruebas un carro que quieras comprar, fíjate en lo siguiente:

Acomódate bien en el asiento:

Observa bien todo el interior y comprueba que se vea todo en orden y buen estado. Regula el asiento según tu comodidad y dale contacto. Deja la llave en ON. En ese momento deberían encenderse todas las luces. Al arrancar el motor del auto, deben apagarse todas ellas. Si la señal de ‘check engine’ queda encendida, o la luz de la batería o del nivel de temperatura, por ejemplo, puede haber un eventual problema con el motor, alternador o refrigeración. Ojo con eso. 

Que el andar sea agradable:

Pisa el pedal de embrague, debe sentirse suave y no crujir’; pon la primera y sal a dar una vuelta en el carro. Si al momento de salir el auto vibra o hace alguna especie de zapateo, puede haber desperfectos en el embrague o caja de cambios. Trata de andar hasta llegar a quinta (o sexta en algunos casos) y fíjate que se sienta suave el trabajo de los cambios, sin ruidos ni chirridos extraños; que todos entren fácil.

Si consigues probar el auto por un buen rato, chequea que el medidor de temperatura no aumente más de la mitad entre la C (Cold) y la H (Hot). Es muy importante que siempre circules en un carro con ese nivel de temperatura -mitad del marcador- ; de esta manera, podrás sacar el mejor rendimiento del auto. Acelera, dobla y haz frenadas para ir comprobando cómo anda el carro en general.

Comprueba que la dirección no esté muy dura, ni tenga ‘juego’ excesivo antes de comenzar el viraje. En otras palabras, la dirección debe sentirse suave y volver a su posición de reposo luego de virar. A la vez si mueves el volante a la derecha o izquierda, con el auto detenido, este debe tener casi nada de juego antes de virar las ruedas hacia los costados. Si vas por un camino pavimentado que se encuentra en buen estado, el carro que estás probando no debe vibrar, ni irse hacia los lados. Si eso sucede, puede existir algún problema en el tren delantero o quizás en alguna rueda.

Si frenas de improviso, pero a una velocidad controlada, el carro tiene que responder inmediatamente, realizando un frenando uniforme, sin derrapar si es que tiene ABS, por supuesto. En caso que haya problemas al frenar, puede haber falta de mantenimiento, alguna fuga o bien puede haber una pieza descompuesta. Los carros actuales, si van a 50 km/h, por ejemplo, y uno frena bruscamente al ver una luz roja, no deberían tener problemas para detenerse. Si en una maniobra así te detienes sin problemas, aprovechas de comprobar que los cinturones de seguridad funcionan bien.

Que no se encienda ninguna luz del tablero mientras haces la prueba de manejo del carro usado. No debe prenderse ni el check engine, ni la luz de batería, ni la de freno de mano, ninguna. Solo puedes ver encendidas las luces de los intermitentes para virar, las luces para la noche y si es que hay algún sistema activado, como la doble tracción (4WD) o el control de estabilidad, por nombrar algunos.

Finalmente, prueba el limpiapabrisas, sistema defrost para desempañar el parabrisas, ver si enfría bien el aire acondicionado y comprobar qué tanta potencia pierde el carro al andar en caminos pesados con el aire acondicionado encendido. Ve si funciona bien la radio y sus parlantes, además de dar una revisada general al resto de los accesorios del carro. Si es que alguno no funciona, puede ser una buena razón para regatear el precio en el que te venden el carro que estás probando.

¡Cuidado! No compres carros con fallas mecánicas en rojo

Mira con atención el siguiente recuadro. Es una tabla que te indica con luz verde las fallas menos graves, donde de todas formas aconsejamos comprar el carro si es que te gustó. La luz amarilla, es para aquellos problemas mecánicos que son solucionables, pero que sus piezas pueden ser difícil de encontrar o son arreglos muy costosos. El rojo, por su lado, es señal que posiblemente hay un daño mayor en el carro. En ese caso, además de ajuste de motor puede haber otro tipo de daños que se vuelven irreparables o poco convenientes de reparar en el mejor de los casos.

FALLAVERDEAMARILLOROJO
EmbragueX  
Caja de cambios  X
Humo negro X 
Humo blanco  X
Humo grisX  
Humo azul  X
FrenosX  
DirecciónX  
Refrigeración  X
Motor  X
Accesorios y ConfortX  

Respecto de las fallas de color verde, en el caso del embrague, frenos o dirección, aunque las reparaciones pueden ser costosas, solucionarlas no implicarían un mayor problema para algún buen taller autorizado o recomendado. Respecto del humo gris puede existir un problema con la admisión de aire, o un sensor de oxígeno, o bien podría estar el el filtro de aire tapado.

En tanto, de las fallas que aparecen en amarillo, el humo negro puede producirse por varias razones. Desde un problema a las bujías, hasta algo mayor, que puede estar ligado a la inyección de gasolina. La refrigeración, en principio, podría presentar problemas menores, como fallas en la tapa del radiador, en el termostato, bomba de agua o fuga en el radiador, pero hay otras que pueden considerarse en rojo. .

Es así, en el color rojo, el humo blanco se puede producir también producto de la condensación de humedad durante las mañanas. Eso sí, el vapor debería detenerse rápidamente, apenas se acaben los restos de humedad de la noche anterior. Si no deja de salir humo blanco del tubo de escape e incluso se vuelve más intenso, puede haber pasado líquido refrigerante a la culata, y ahi el motor se podría fundir, en caso que ya no lo esté.

La caja de cambios y el motor implican,generalmente, grandes inversiones de dinero cuando el problema es mayor. Ya sean problemas en los piñones de la caja de cambios, o algún problema en el cigüeñal, culata, pistones, cilindros o bielas. Todo eso es caro. En esos casos, te recomendamos probar otro carro, si es que así lo deseas, del mismo modelo y año, pero que sea otro. Al mismo tiempo, si es que aparece humo azul, el auto está quemando aceite de motor y eso es signo de que el motor necesita rectificación. Un motor jamás debería quemar aceite, jamás. Insistimos, si hay esos síntomas prueba otro carro mejor. 

¿Para qué quiero comprar ese carro?

Es muy importante que te hagas esa pregunta antes de ir a probar un carro. ¿Para qué lo quiero? ¿Quiero potencia o ahorro de combustible? Son preguntas que te debes hacer antes de cotizar tu modelo. Cuando encuentres el carro indicado, SUV, todo terreno o camioneta que estás buscando, comprueba con nuestro Informe Autofact que no tenga papeletas. 

Prueba otros carros usados como el que estás buscando

Sobre todo, si no conoces el modelo del carro que probaste, es bueno que pruebes otros. No compres el primero que ves, por tentador que sea. Es difícil, es verdad, pero trata de probar otros carros iguales y si quieres prueba también alguna marca de su competencia, como un Kia Rio o un Toyota Yaris. Compáralos, pruébalos e intenta seguir nuestros consejos para hacer una buena compra.

Mira estos consejos para evitar fraudes al momento de comprar un carro usado 

Mira estos tips para comprar y vender carros en OLX Perú

Estos son los sedán más populares de Perú

Solicita el Informe Autofact de antecedentes y asegura la compra de cualquier carro

Ingresa la Placa del vehículo

Solicita de manera gratuita información básica del
vehículo AQUÍ