¿Cómo chequear el motor de un auto usado? Sigue estos pasos

A la hora de comprar un auto usado debes dedicar una especial atención al estado del motor, pues no sólo es la parte mecánica más importante sino que, en caso de necesitar reparaciones, estas pueden ser muy costosas. A continuación, te comentamos algunas señales que te pueden indicar fallas graves.

24 de marzo 2022

Chequear el motor de un auto usado: Todo lo que debes saber

Chequear el motor de un auto usado es lo primero en lo que debes pensar antes de decidirte por una u otra opción. Esto, porque comprar vehículos de segunda mano puede ser una excelente oportunidad, pero solo si te aseguras de estar adquiriendo un bien en buenas condiciones.

Por eso, a continuación verás cuáles son los puntos donde es necesario poner especial atención dentro del motor del auto usado que quieres comprar, para así evitar problemas a futuro.

Solicita el Informe Autofact de una placa y revisa sus antecedentes. No compres autos sin conocer su pasado

Ingresa la Placa del vehículo

1. Abre el capó del carro

Con el motor apagado y frío, abre el capó del auto y haz una inspección visual primero. Si hay una falla muy evidente, deberías notarla rápidamente.

Además, en este momento es muy importante el olfato, ya que el olor será uno de los primeros datos que nos podrían aportar pistas sobre las condiciones del motor.

Intenta identificar olores como aceite, gasolina o caucho quemado y, si es demasiado fuerte, consulta con el vendedor cuál es el problema que tiene.

2 Revisa correas y mangeras

Observa detenidamente el motor y sus alrededores, como las mangueras y las correas. Fíjate en si tienen rastros de algún líquido, lo que sería evidencia de fugas.

Otro punto importante es que estos elementos no deben presentar grietas de ningún tipo ni deben estar muy blandas, pues eso indica que ya están gastadas y hay que cambiarlas.

Tornillos y tuercas

Pon atención a los tornillos y tuercas dentro del motor del vehículo; si se ven oxidados, es un indicio de que al vehículo no se le ha dado el mantenimiento adecuado. Sin embargo, si están muy nuevas, es síntoma de que ha sido reparado recientemente.

En este caso, es conveniente que le preguntes al propietario qué tiene el auto y por qué ha sido reparado. Si no quiere hablar del tema, sería un buen indicio para desconfiar de ese trato.

Revisa auto con motor apagado

Revisa el aceite

Un reflejo de cómo está realmente el motor es el aceite. Revísalo y constata que sea de color café claro y que mantenga la viscosidad. Si está negro y pastoso es señal de que no lo han cambiado con regularidad y que, en consecuencia, no es un motor bien conservado.

También es recomendable oler el aceite, pues si detectas un olor a gasolina, por suave que sea, requerirá de una afinación o, en el peor de los casos, un anillado.

Revisa aceite del motor

Manchas de aceite

Si el auto ha estado estacionado en el mismo sitio durante un tiempo, observa el suelo y busca manchas de aceite debajo de donde está el motor. Para esto, es ideal que el carro se mantenga estacionado un buen rato.

Si notas que hay una mancha de aceite, esto podría representar un problema para ti, ya que lo más probable es que se trate de una fuga y de seguro terminarás en un taller mecánico

La batería del carro

Observa la batería y la zona donde se encuentra. Identifica cables expuestos, corrosión, grietas, o residuos de un material blanco. 

Si el vehículo estuvo sin moverse por mucho tiempo, es probable que haya que reemplazar esa batería y, considerando que el paso del tiempo deteriora estos aparatos, lo más recomendable es que lo hagas de todos modos.

Con el motor encendido

Una vez chequeado los puntos anteriores, enciende tú mismo el motor (lo cual te sirve además para detectar si hay problemas con el arranque). Si detectas ruidos raros o sientes que el auto vibra mucho, evidentemente el motor tiene problemas, ya sea mecánicos o por estar mal ajustado al chasis.

Luego de estar varios minutos encendido, es fundamental que observes el humo que sale del tubo de escape (sin tocarlo); si sale humo negro, azul, gris o blanco, es señal de que la combustión no es adecuada y que, en consecuencia, el motor está defectuoso.

Luego, manteniendo el motor en marcha, retira una bujía. Si el auto sigue funcionando todo está bien, de lo contrario, si se apaga, es mal indicio y podrían ser nuevos problemas en un tiempo más.

Revisa auto con motor encendido

Busca una opinión profesional

En todos estos casos mencionados, si el auto usado presenta alguno de estos síntomas, deberías desechar la opción de comprar ese vehículo usado, pero siempre es mejor contar con la opinión de un mecánico experto que te pueda dar su apreciación sobre él.

Por último, si decides comprar un carro usado, ya sea que presente estos problemas o esté en perfectas condiciones (aparentemente), siempre es bueno que comiences llevándolo al mecánico, así te aseguras de que todo está bien y puedes conducir seguro y tranquilo tu nuevo auto.

Solicita opinión profesional

Chequear el motor del auto no lo es todo: Informe Autofact

En definitiva, aunque no tengas conocimientos de mecánica, puedes detectar, a través de ciertos signos (ruidos, fugas de líquido, olores), si el motor de un auto usado tiene averías y obtener una idea aproximada de si te conviene adquirirlo o no.

Por otro lado, tan importante como el motor son los papeles del auto que deseas comprar y, para eso, el Informe Autofact te puede ayudar a obtener toda la información que necesitas para realizar una compra bien informada.

¿Cómo hacerlo? Conoce nuestro ejemplo de Informe Autofact y mira el detalle de los antecedentes que aporta nuestro reporte. Y si ya te decidiste, solicita el Informe Autofact aquí y sal de las dudas sobre ese auto que tienes en mente.

Solicita el Informe Autofact de una placa y revisa sus antecedentes. No compres autos sin conocer su pasado

Ingresa la Placa del vehículo

Solicita de manera gratuita información básica del
vehículo AQUÍ