¿En qué fijarse antes de comprar un carro usado? 7 consejos para revisar el interior del auto

Al momento de comprar un auto usado, revisar el interior del mismo se vuelve una tarea imprescindible. Evita sorpresas.

20 de septiembre 2021

Revisión interior de un auto usado antes de comprarlo

Comprar un carro no es fácil, está en juego el gastar bien tu dinero o no, ya que un carro en malas condiciones, de seguro te va a traer dolores de cabeza y algunas deudas. Es necesario, que cada vez que cotices un carro, revises acabadamente su interior, exterior y des una prueba de manejo para que veas en qué estado se encuentra realmente. 

Revisa los antecedentes de un carro con el Informe Autofact

Ingresa la Placa del vehículo

En este post te entregaremos alguna información valiosa respecto de lo que tienes que revisar al interior de un carro. En primer lugar tienes que saber que esta revisión va mucho más allá de lo estético. Un tapiz de asiento rasgado se cambia fácilmente, quizás otros accesorios no. Es así; hay varios temas del interior de un carro que te pueden decir mucho sobre cómo ha sido tratado por su dueño actual o alguno anterior incluso. A continuación, revisa los siguientes aspectos del interior de un carro que quieres comprar:

Volante y palanca de cambios:

Siéntate y mueve el volante como si estuvieras doblando hacia un lado y el otro. Con el auto detenido debería haber un juego muy mínimo con la dirección. Para establecer una referencia, la pequeña oscilación debe ser equivalente al movimiento que hace el minutero de un reloj desde las 12 a 1, por ejemplo. Si dicho movimiento rotatorio es mayor que eso, puede estar desgastado algún componente de la barra de dirección o algo relacionado con el tren delantero.

Con el auto en reposo, pisa el pedal de embrague y pasa cada una de las marchas. Idealmente deben entrar suavemente, sin ningún tipo de trabas ni dificultades entre una marcha y otra. Si esto ocurre, quizás podría haber un problema con la palanca de cambios, en el embrague o, aún peor, en la caja de cambios en sí. Más detalles de esta falla solo lo sabrás en la prueba de manejo.

Asientos:

Además de lo estético, es fundamental que los asientos estén bien fijados a la carrocería y que puedan regularse fácilmente. En este caso, debes considerar dos cosas. Un asiento que no se puede regular bien, si es que te queda incómodo, te va a impedir conducir correctamente. Esto puede ser causa de un accidente por no poder maniobrar en plenitud de condiciones. Lo otro relevante es que un asiento mal fijado, podría hacerte perder el control del carro. Si vas conduciendo y haces una maniobra brusca, curva o frenada, y el asiento no está bien fijado, podrías perder el control.

Para el caso de los carros más modernos,  chequea que la regulación de temperatura y posición funcionen como debe; sino se puede, podrían haber problemas electrónicos.

Mirando el lado estético,  si es que los tapices de los asientos están rotos, muy viejos o feos, podrías regatear el precio.

Pedales:

El acelerador no presenta mayores problemas normalmente y cuando ocurre no es para preocuparse. Donde sí hay que prestar atención es en los pedales del freno y embrague. El del freno no debe llegar hasta el fondo, ni sentirse demasiado blando. Si ocurre podría haber un problema en el sistema hidráulico de los frenos o bien podría haber una fuga de líquido de frenos, entre otros problemas comunes.

Chequea que el embrague no esté demasiado duro. Debe sentirse esa sensación como si fuese un “elástico” . Es decir, que al presionar el pedal de embrague, quiera volver a su posición de inmediato. En la prueba de manejo, verás otros tips asociados a los pedales.

Tablero:

Si es que aún estás sentado en el asiento del piloto, dale contacto al carro hasta la posición ON de la llave. En ese momento deberían encenderse todas las luces del tablero. Si no ocurre, o muestra alguna luz de alerta, puede haber problemas en alguna pieza o bien en algún componente del computador del carro.

Aprovecha de chequear si están buenos los limpiaparabrisas, intermitentes, luces altas y bajas. En los autos más modernos, principalmente en los SUV y todoterrenos, hay otros aspectos del tablero que debes chequear. Los botones para activar el 4WD, el botón para accionar el control de tracción, de estabilidad, o el encargado de activar los modos SPORT o ECO. Todos ellos deben estar en buen estado y al accionarse debería aparecer la luz correspondiente en el tablero del carro.

Verifica que los plásticos del tablero y del frontis del carro no se vean manipulados ni reemplazados. Podría haber sufrido un choque y saltó el airbag. En esos casos, podrás ver las imperfecciones en el tablero y plásticos, a no ser que se haya hecho un trabajo estilo Overhaulin. Revisa también los plásticos laterales. Mientras menos desgastados e intervenidos se vean, mejor.

Cinturón de Seguridad

Chequea que todos los cinturones de seguridad del carro tengan todos sus accesorios en orden y en buen estado. En cualquier caso, son reemplazables, pero tu seguridad es primero y es ideal que estén  buenos desde el minuto uno. Si es que el carro tiene airbag, con mayor razón estás obligado a usar cinturón de seguridad. No lo olvides.

¡Comprueba que el interior del vehículo esté en perfectas condiciones antes de comprar un auto usado!

Revisa los antecedentes de un carro con el Informe Autofact

Ingresa la Placa del vehículo

Solicita de manera gratuita información básica del
vehículo AQUÍ