Lo que debes saber y revisar de un auto usado antes de comprarlo

Sigue estas recomendaciones para disminuir los posibles riesgos que conllevan adquirir un vehículo de segunda mano.

04 de abril 2022

Revisar un carro usado: consideraciones y cuidados antes de tomar una decisión

Es cierto que comprar un vehículo usado es una excelente oportunidad si lo que andas buscando son opciones más baratas, sin embargo, antes de tomar una decisión es recomendable hacer una revisión del carro en profundidad, lo que te ayudará a evitar dolores de cabeza a futuro.

Pero, ¿en qué hay que fijarse al comprar un auto usado? En este artículo conocerás todos los detalles que son clave si estás planeando comprar un auto de segunda.  

El arranque

Un auto con inyección eléctrica, por lo general, no debería tener problemas de ningún tipo en su arranque. Por eso, al visitar un vehículo usado en venta, hazlo partir y fíjate en el tiempo que tarda, en el sonido y hasta en el olor que desprende, ya que todos estos factores son relevantes y pueden dar pistas sobre el estado del motor.

En palabras simples, el carro debería arrancar a la primera, de lo contrario, esto puede ser señal de problemas en el sistema de alimentación o incluso podría deberse a una falta compresión en los cilindros, un problema que puede requerir una costosa reparación.

Prueba de humos del motor

Una vez que tengas encendido el motor, déjalo funcionar por unos 15 minutos. En ese momento, pídele a otra persona que acelere a fondo y pon atención al humo que sale del tubo de escape, específicamente en su color:

Carrocería en línea

La carrocería es otro elemento de vital importancia para tomar una buena decisión al comprar un auto de segunda mano. Por eso, al visitar el carro, dale un vistazo por todo el exterior y asegúrate de que todo se encuentre bien y en su lugar.

Para esto, fíjate bien en sus costados y revisa que no haya deformaciones, especialmente en cerca de las puertas, donde es común ver abultamientos por pequeños choques que, posteriormente, dificultan su apertura y que pueden ser señal de que el vehículo ha sufrido accidentes.

Neumáticos

Inspecciona los neumáticos del carro y prefiere siempre los vehículos que presenten poco desgaste, ya que eso te permitirá ahorrarte un eventual cambio de los mismos si están muy lisos.

Asimismo, examina que no tengan un desgaste desigual porque esto puede ser indicio de que la dirección ha estado desalineada durante mucho tiempo y no ha sido arreglada, lo que podría tener otros problemas asociados.

Dirección

Una vez finalizada la revisión externa, llegó el momento de pasar al interior. Aquí, uno de los aspectos más importantes que hay que considerar es la dirección y, para ello, puedes comenzar haciendo girar el volante mientras andas y comprobar que vuelva a enderezarse, lo cual indicaría que está en buen estado. 

De la misma forma, puedes intentar soltando el volante al andar y verificar si el auto se va hacia algún lado por sí solo. En este caso, lo más seguro es que el carro está con problemas en la dirección y esto puede deberse a diversas razones, incluso a posibles accidentes.

Frenos

Una vez que estés andando con el auto, es hora de poner a prueba los frenos, uno de los elementos clave cuando se trata de la seguridad del conductor, los pasajeros y demás usuarios que circular por la vía pública.

Para esto, deberás pisar el pedal de freno y evaluar qué tal responde: si lo tienes que pisar a fondo para lograr detenerte, es señal de que hay problemas y probablemente hay que cambiar el líquido de frenos o las pastillas.

Odómetro: ¿Es real el kilometraje que muestra?

A veces, los vendedores alteran la cantidad de kilómetros que el auto ha recorrido para engañar a los compradores, haciéndoles pensar que están comprando un carro con menos uso del que en realidad tiene

Comprobar si un odómetro ha sido adulterado no es tan fácil para la mayoría de las personas, sobre todo si no tienen conocimientos del tema. Sin embargo, en el caso de los odómetros análogos, si los números se ven desalineados podría ser una pista de que fue intervenido.

De igual forma, en un odómetro digital, si el cero no se marca completamente, también podría significar que el dueño modificó el kilometraje, y esto indicaría que hay algo que ocultar o algo que el propietario no quiere que sepas.

Prueba de manejo

Si todo lo anterior está bien, entonces lo único que falta es hacer la prueba de manejo. Para esto, dale una vuelta al carro y, dentro de lo posible, intenta recorrer tanto dentro como fuera de la ciudad, en autopistas. Busca alguna pendiente cercana y chequea también cómo se comporta en las subidas, donde el motor se somete a mayor presión. 

Por último, lo más importante: evalúa qué tan bien te sientes conduciendo el auto y si te resulta cómodo. Preocúpate de aspectos como la visibilidad que tienes desde el volante y la altura que tiene con respecto a la calle, así como también que los pedales respondan bien a tus movimientos y que no presenten ruidos extraños.

Compra un carro usado con toda la información y evita estafas, con el Informe Autofact

Ingresa la Placa del vehículo

No olvides pedir tu Informe Autofact

Para facilitar esta revisión, Autofact ha diseñado el Informe Autofact, un completo reporte que te permitirá conocer toda la documentación y antecedentes del vehículo que está en venta, en cosa de minutos. 

Algunos de los datos que aporta el Informe Autofact son: 

Si todavía no conoces el Informe Autofact, visita nuestro Ejemplo de Informe y descubre en detalle todos los datos que necesitas conocer sobre el carro que vas a comprar.

Te puede interesar

Compra un carro usado con toda la información y evita estafas, con el Informe Autofact

Ingresa la Placa del vehículo

Solicita de manera gratuita información básica del
vehículo AQUÍ