La maratónica búsqueda del primer carro: una historia real

22 de octubre 2019

Periodista externo

Desde la necesidad de conectar a la familia con el día a día, a viajar más de 15 horas en carretera por nada. Encontrar el auto ideal es una tarea tan fatigante como placentera cuando por fin se tienen las dos manos en el volante.

Revisa acá en pocos minutos los antecedentes de cualquier carro. ¡Compra informado!

Ingresa la Placa del vehículo

La pimera decisión... ¿necesito un carro?

Un viaje que debería durar aproximadamente 30 minutos, puede convertirse en un ‘infierno’ de más de tres horas cuando de ir del distrito de San Miguel al de La Molina se trata. El mismo tiempo que en otras circunstancias nos podría llevar, incluso, a otro departamento: Ica, por ejemplo. El sistema de transporte público en Lima, sumado sus tarifas elevadas, lleva a que muchas personas no tarden en decidirse por el auto propio. Es el caso de Mario y Carmen; aunque del convencimiento al hecho aparecen varios baches por sortear.

Ambos viven en el corazón de Lima, Miraflores, y conectar con la familia (San Miguel) y las obligaciones laborales (La Molina) los llevó a la casi inevitable compra del coche. Aunque entre la elección del modelo del vehículo y el presupuesto asignado los planes iniciales pueden cambiar totalmente.

Revisa en este artículo ¿Comprar un auto nuevo o de segunda? Conoce las ventajas y desventajas

Del Mazda al BMW

Elegante, imponente e inspirador. Así es el Mazda 3, el modelo elegido, desde hace mucho, para convertirse en el primer auto. Sin embargo, en la búsqueda, la atención se suele desviar por muchos motivos, el económico principalmente. Aunque la desazón se convierte en una oportunidad cuando aparece un auto de gama alta que encaja en el presupuesto. Un BMW, tal vez.

En esa implacable indagación, se encontraron con la jerarquía de la marca alemana de lujo. El coche soñado por muchos, a un precio de ganga y que por fuera lucía impecable, no deja espacio a dudas: ‘habemus auto’. Pero no todo lo que brilla es oro, como reza un conocido dicho; y que lamentablemente, en este caso se cumplió.

15 horas en carretera por nada

Había, en principio, un pequeño bache en el camino al auto de lujo: se encontraba a 1009.8 km de Lima, en Arequipa. Pero el viaje bien valía la pena. Aunque al llegar, después un largo recorrido, la ilusión se rompió tan pronto como lo hizo el carro solo al encenderlo, pues terminó siendo un fiasco. Media vuelta y a empezar de nuevo.

La revancha

Se tenía que iniciar nuevamente con el plan inicial e ir en busca del Mazda, aunque la desazón que dejó el auto de gama alta también sirvió de impulso para ‘sacarse el clavo’, pues en el camino aparecería un nuevo BMW. Claro, había que tener ahora especial cuidado para no repetir la primera mala experiencia.

Pero esta vez la suerte estaba de lado, aunque tras dos reuniones previas el nuevo coche elegido debía pasar la prueba de fuego: la revisión en el taller. Y tan grande fue la coincidencia como la sincronicidad, que cual señal del destino… ¡oh sorpresa! el mecánico de confianza había visto crecer a ese coche, como paciente cuyo historial lo tiene el médico de toda la vida. 

El último bache

Acordado todo y ya sin dudas de por medio, la segunda parte de la compra pudo resultar tan tediosa como la búsqueda por algo tan ínfimo como inesperado, pues nadie a estas alturas podría pensar que… ¡el sistema podría fallar! En plena notaria, el trámite que estaba previsto que duraría una hora se prolongó a tres, pues fallas que escaparon de sus posibilidades se presentaron para gastar hasta el último aliento y poner a prueba una gran virtud, la santa paciencia. Tan grande fue la espera, que incluso la desconfianza regresó por un instante, pues había que regresar al siguiente día para cerrar la transferencia, aunque el desembolso del dinero ya se había efectuado.

Pero la búsqueda, el cambio de planes, incluso el fiasco que se llevaron de por medio, no fueron más que duras pruebas para luchar e ir detrás del sueño del primer auto, que finalmente ya no lo es más cuando, después de tanto, por fin se puede poner primera, colocar las dos manos al volante y arrancar juntos con conciencia y pasión.

Te puede interesar

Revisa en este artículo Instrucciones para realizar una transferencia vehicular sin problemas

Revisa en este artículo ¿Se puede transferir un vehículo con papeletas impagas?

Comentarios

INFORME AUTOFACT

Informe Autofact Perú

Solicita de manera gratuita información básica del vehículo Información básica
¡Únete a nuestros amigos en facebook!