Frenada de emergencia: ¿Qué puedo o no puedo hacer?

Entérate de cómo hacer una frenada de emergencia efectiva y precisa, que te permita reducir los riesgos asociados y evitar la colisión con otros actores viales u objetos.

15 de julio 2022

Frenada de emergencia: ¿Cómo reducir el margen de error?

Cuando frenas, todo un mecanismo de seguridad se activa para producir la frenada, un breve momento que puede representar la diferencia entre la vida y la muerte, no solo de los conductores, sino que también de todos los pasajeros y otros usuarios de la vía pública, incluyendo peatones y ciclistas.

En general, todo conductor que posea su brevete tuvo que pasar por una escuela de manejo, donde se aprende, entre otras cosas, a frenar adecuadamente, a hacerlo solo en los lugares donde está permitido y a respetar la normativa con el fin de reducir las probabilidades de llegar a necesitar una frenada de emergencia

En este sentido, el Reglamento de Tránsito recoge una serie de indicaciones que permiten entender cuál es la forma correcta de detenerse y cómo debería ser una frenada en una situación normal. Así, algunas de las reglas que deberás seguir si quieres evitar situaciones de riesgo son: 

  1. Detén la marcha siempre que llegues a una señal de Pare o al aproximarse a un semáforo en rojo. Si este cambia a amarillo cuando el conductor está muy cerca de la intersección, es preferible continuar con precaución, ya que una frenada intempestiva podría ser más riesgoso.
  2. Señal de Ceda el Paso también requiere detención siempre que vengan autos por la calle que tiene derecho de preferencia. 
  3. Respeta la línea de detención que está marcada al llegar a esquinas o junto a semáforos y discos Pare.
  4. Evita las maniobras peligrosas al frenar, pues podrían poner en riesgo a otros usuarios de la vía pública.
  5. Si tienes que detenerte, asegúrate de no obstaculizar el libre tránsito y, si es posible, posiciónate sobre la berma, que es un espacio diseñado para estos fines. 
  6. Está permitido detenerse para tomar y dejar pasajeros, así como para la carga y descarga de mercancías, en las zonas habilitadas para tales fines. 
  7. Otras situaciones en que tendrás que detenerte es antes de un cruce férreo a nivel, luego de un accidente, donde sea necesario para evitar conflictos de tránsito o cuando lo indica una autoridad de Tránsito.

¿En qué situaciones tendría que recurrir a una frenada de emergencia?

Por supuesto, en la conducción no todo sale como lo planeamos, por eso, cada año en Perú se registran cerca de 3,000 personas fallecidas por siniestros viales y en 2021 ocurrieron al menos 74,624 accidentes de tránsito, donde las principales situaciones de riesgo fueron las protagonistas: 

  • Choque.
  • Despiste.
  • Atropello.
  • Volcadura.
  • Cruces ferroviarios. 

Como ves, en situaciones como las recién mencionadas, frenar juega un rol clave para evitar accidentes de tránsito, especialmente los choques y atropellos, que son situaciones que se puede evitar fácilmente si frenas a tiempo y de manera correcta, pero para eso hay que conocer el carro y tener en cuenta algunas recomendaciones especiales que pasaremos a ver a continuación.

Conoce todos los antecedentes y pendientes de un vehículo en venta, descargando el informe Autofact

Ingresa la Placa del vehículo

Tips para una frenada de emergencia correcta en auto: ¿Qué hacer y qué no hacer?

Lo primero que debes saber sobre la frenada es que no es igual en todos los vehículos, de hecho, en algunos autos puede ser más efectiva que en otros, dependiendo de varios factores que pueden afectar significativamente la distancia de freno. 

Considerando esto, aquí te dejamos algunos tips que harán que tus frenadas de emergencia sean más precisas y seguras: 

1. Frenos ABS: Averigua si tu automóvil tiene frenos ABS o tradicionales. Los primeros ya vienen incorporados en la mayoría de los modelos actuales y evita que las ruedas se bloqueen cuando aplicas mucha fuerza sobre el pedal. Por el contrario, los más antiguos no poseen esta tecnología, por lo que tienes que preocuparte de no bloquear las llantas en una frenada repentina.

2. ¿Cuándo accionar el embrague?: No es necesario mantener el embrague presionado en toda la frenada porque esto incluso podría aumentar la distancia de frenado. Lo correcto sería, primero, frenar a fondo y, en la medida que se reduzca la velocidad, presionarlo para evitar que se pare el motor, evitando así perder la asistencia de dirección y de frenos.

3. Manos siempre en el volante: En una emergencia, no necesitarás hacer nada más que frenar con todas tus fuerzas, lo cual podría hacer que pierdas el control del auto en cierto punto, por eso es mejor tener las dos manos en el volante hasta que termines la maniobra.

4. Dirige la mirada a donde quieres ir: Intenta no cerrar los ojos y pon la mirada en el punto donde quieres dirigirte, esto permitirá que reacciones instintivamente de acuerdo a los obstáculos del entorno.

5. Cuidado con las curvas: Conducir en curvas conlleva un peligro extra, pero frenar de emergencia en una de ellas es peor. Cuando frenas de forma brusca hay un cambio en cómo se reparte el peso y esto puede desestabilizar el auto, sobre todo la parte posterior.

6. Señalización: Solo si consideras que tienes tiempo para reaccionar, enciende tu luz de emergencia o señaliza sacando tu brazo izquierdo apuntando hacia abajo. Esto es especialmente importante en horarios y zonas de poca visibilidad, donde un accidente entre dos autos puede ocasionar un gran choque donde se vean involucrados muchos más vehículos.

¿Cómo hacer una correcta frenada de emergencia en una moto?

La forma de la moto y la distribución de su peso hace que tengamos que considerar algunas precauciones para no terminar derrapando o eyectado por los aires en una frenada de emergencia.

Así, para evitar problemas ante situaciones de riesgo repentinas, debes saber que la mayor parte del trabajo se la lleva la rueda y la pastilla de freno delanteras, puesto que el peso se transfiere hacia adelante.

Teniendo esto en cuenta, lo que se recomienda para una adecuada frenada de emergencia es: 

  • Frenar con el freno de atrás primero, solo durante las primeras fracciones de segundo, para nivelar el peso hacia atrás. 
  • Luego, rápidamente, presiona el freno delantero con fuerza.
  • Más adelante, accionas el embrague de la misma forma que lo haces con un auto, esperando unas milésimas de segundo antes de accionarlo, para evitar alargar la distancia al desconectar la transmisión. Eso sí, tienes que accionarlo a tiempo para evitar que el motor siga empujando antes de detenerse.
  • Considera los mismos consejos sobre frenos ABS. Si tu moto incluye esta tecnología, puedes frenar a fondo, de lo contrario, debes tener más cuidado para evitar que se bloqueen las ruedas.
  • Sobre las curvas, al ser una zona de alto riesgo, siempre es bueno aplicar el freno suave, dentro de lo posible, y alternando el delantero con el posterior. 

Papeleta G03: Detener el vehículo bruscamente sin motivo

Por último, cabe recordar que frenar en un vehículo de manera brusca y sin un motivo real de peligro se considera una infracción de Tránsito, tipificada como “grave” en el Reglamento de Tránsito. 

Esta es la papeleta conocida con el código G03, que contempla una multa de S/ 368.00, que se puede reducir hasta S/ 62.56 si pagas dentro de los primeros 5 días hábiles desde la notificación de papeleta. Además, la sanción incluye una anotación de 20 puntos para el récord del conductor.

Ya lo sabes, si quieres disminuir las probabilidades de enfrentar una parada de emergencia, ten presente las recomendaciones que te entregamos a lo largo de este post y, por sobre todo, respeta los límites de velocidad máxima en cada zona, ya que este es el principal factor que incide en las distancias de frenado que experimenta el vehículo en estas situaciones. 

Conoce todos los antecedentes y pendientes de un vehículo en venta, descargando el informe Autofact

Ingresa la Placa del vehículo

Solicita de manera gratuita información básica del
vehículo AQUÍ