Cuidados y mantención de tu moto

Conoce la importancia de la mantención de una moto y cómo realizarla. Revisa bien seguido tu moto para evitar fallas y accidentes.

08 de octubre 2021

Mantenimiento preventivo de una moto

En muchos casos, quienes tienen una moto, además de la evidente necesidad de movilizarse a bajo costo, eligen una moto porque hay cierta atracción por las dos ruedas. No es raro ver a un motociclista común agachado mirando su moto, limpiándola o haciendo alguna mantención menor, pero importante.

Este post se enfoca principalmente en las mantenciones más recurrentes que hay que hacer en una moto. Si tienes algo de afinidad con las herramientas, atrévete a meterle mano a tu moto, hay varias cosas que es bueno que hagas tú mismo y seguido; es la mejor forma de evitar desperfectos y accidentes.

8 revisiones básicas que debes hacerle a tu moto

1.- Ruedas

Si están en buen estado te llevan donde quieras. Obviamente, si tienes un neumático liso de pista no esperes andar por grietas, arena y barro. Si están en mal estado, pierden presión, gastas más combustible y lo peor es que puedes sufrir un accidente. Recuerda que en la moto tú eres la carrocería.

Revisa la presión de aire cada vez que puedas. Todos los días mira tus ruedas si están muy desinfladas lo notarás solo mirando. Una vez a la semana revisa cuán inflados están. Mide la presión del neumático cuando esté frío y verifica con el manual del fabricante la presión adecuada para tu moto. En general 25 libras no es ni muy duro ni muy blando.

Ten claro que mucha presión de aire te puede hacer la moto más ágil, pero con menos tracción. Un neumático muy duro podría provocar que derrapes en medio de una curva o tengas problemas de tracción. Revisa el manual de tu moto y no infles demasiado tus neumáticos.

Si tu neumático está muy desgastado vas a pinchar recurrentemente. Si su dibujo ya está gastado y/o quemado, reemplaza el neumático antes de vivir reparando pinchazos.

Revisa los antecedentes de cualquier moto con tu Informe Autofact.

Ingresa la Placa del vehículo

2.- Luces

Las luces deben ir siempre encendidas, incluso de día. En carretera, de día y con calor las motos no se ven a gran distancia. De noche ni hablar, necesitas luces en buen estado.

Cuando pongas en marcha tu moto haz un chequeo de todas ellas prendiéndolas y comprobando si encienden correctamente. Si no eres mecánico, ni tienes afinidad con estas tareas, podrías ver si es alguna ampolleta quemada, en caso de que sea fácil quitar la mica.

Si alguna no anda bien y no quieres revisar, lleva la moto a tu taller o eléctrico de preferencia. No te preocupes, suelen ser problemas menores.

3.- Aceite

Sin aceite ningún motor a combustión interna consigue andar. El aceite es el encargado de lubricar e impedir el roce entre metales. Si eso ocurriese, el desgaste sería inmediato y los motores tendrían una vida útil muy breve.

Del aceite depende la durabilidad del motor en el tiempo, es muy importante cambiarlo periódicamente y verificar su nivel. Cada fabricante dice lo suyo, pero en general bordean los 3.000 kilómetros los cambios de aceite de motos.

Para revisar el nivel de aceite, pon tu moto en un lugar nivelado y horizontal y verifica el nivel que muestra la varilla que está bajo la tapa del cárter o el visor que está por el costado, que no requiere que saques la tapa. Siempre revisa el nivel de lubricante con el motor frío.

Las motos que tienen enfriado por aire y aceite podrían perder mínimamente un poco de lubricante, por lo que es aún más importante revisarlo continuamente. Revisa el manual del fabricante para que uses el lubricante indicado.

No olvides nunca revisar que el nivel de aceite esté bien. De no estarlo podrías fundir tu motor.

4.- Líquido refrigerante

La mayoría de las motos es enfriada por aire, pero las que son enfriadas por líquido deben tener los mismos cuidados que un auto. Debes revisar el nivel del líquido refrigerante, porque si no hay suficiente, tu moto puede sufrir un calentón y fundirse.

A la vez si vives en climas fríos usa líquido refrigerante con anticongelante; es la mejor forma de evitar que el líquido del radiador esté congelado y no haga su trabajo.

Al igual que el lubricante, revisa el nivel del líquido refrigerante con el visor disponible en cada moto nivelada y en frío. Nunca uses agua de tu casa, el agua que bebemos tiene durezas que si la usas se depositan dentro del motor y a la larga te harán sufrir.

Siempre usa los líquidos indicados para refrigerar motores. En el peor de los casos usa agua destilada.

IMPORTANTE: Si revisas el aceite de tu moto y sale con color y aspecto a leche con chocolate, entonces quiere decir que se pasó el líquido refrigerante al motor, por lo que necesitas rectificar y ajustar tu moto.

5.- Batería

La batería tiene como principal función ser quien da la partida eléctrica a la moto que cuenta con este sistema. Cuando está floja, notas un chasquido al encenderla o bien las luces pueden estar más tenues de lo normal.

Si notas estos síntomas, comienza a juntar dinero para reemplazarla. Aunque la chequees, revises y cargues, la batería tarde o temprano necesitará ser reemplazada.

De los pocos problemas fácilmente solucionables y que no tienen que ver con la vida útil de la batería, es que aparezca sulfato en los bornes o conectores. Son unas manchas blancas que impiden el correcto contacto eléctrico entre las partes. Un paño y Coca Cola te ayudan a limpiar eso.

Si estás sin batería y tu moto no tiene partida de pedal, puedes darte impulso en neutro, con el contacto encendido y cuando tomes velocidad, aprieta el embrague, pone segunda y suelta el embrague; tu moto debería partir.

6.- Frenos

Si notas los frenos muy blandos de presionar o que demoran en responder entonces puede estar requiriendo una mantención correctiva. Si percibes estos síntomas y no sabes mucho de mecánica lleva tu moto a una reparación/mantención de frenos.

Revisa con el manual del fabricante y/o tu mecánico cada cuántos kilómetros es bueno hacer mantención de frenos. Comprueba siempre que el líquido de frenos esté en su nivel adecuado.

En general hay que reemplazar líquido de frenos, pastillas, balatas y otros componentes, dependiendo del sistema de frenos de tu moto.

7.- Filtros

En tiempos de pandemia se puede dar un buen ejemplo. ¿Te gustaría ir caminando por la calle con tu mascarilla llena de polvo y tierra? Como suponemos que a nadie le gustaría, el caso del filtro de aire es lo mismo. Sobre todo, las motos que se usan en tierra, tienden a llenar sus filtros de suciedad. Es recomendable lavar los filtros que son para hacerlo, o si son de papel, reemplazarlos.

Como siempre, verifica con el fabricante cada cuánto cambiarlos. Si uno quiere dar un cuidado de catálogo a la moto debería cambiar filtros de aire, gasolina y aceite junto con el cambio de aceite de motor.

El filtro de gasolina impide llevar sedimentos flotando en el combustible desde el tanque al motor y el de aceite hace lo propio con el aceite en el cárter, que luego fluye hacia el resto del motor para lubricar.

8.- Cadena

De los tres tipos de transmisión que existen en una moto, la cadena es la que más atención y mantención requiere. A la vez es la más eficiente y todo terreno en términos de transmisión de potencia y versatilidad de usos.

En general debes revisar que estés lubricada correctamente, con productos especiales para cadenas con o sin retenes.

A la vez revisa que esté tensa y que no se salga constantemente. Si pierde tensión o se sale muy seguido de su lugar, entonces la transmisión requiere ser reemplazada.

Si quieres saber más sobre la tranmisión de las motos, pincha acá.

Información útil para motoqueros peruanos

Queremos saber tu opinión

Debe coincidir con el formato example@google.com

Revisa los antecedentes de cualquier moto con tu Informe Autofact.

Ingresa la Placa del vehículo

Solicita de manera gratuita información básica del
vehículo AQUÍ