Consejos antes de comprar un auto

06 de abril 2016

Líder en información de vehículos usados

“Quiero comprarme un auto”, te dices a ti mismo. Bien, pero tras esta importante decisión vienen muchas otras. ¿Usado o nuevo? ¿Qué presupuesto tengo? ¿Cuál es el objetivo de comprar este auto?

¿Vas a comprar un carro? Revisa los antecedentes asociados y evita comprar un auto con problemas

Ingresa la Placa del vehículo

 

1. ¿Usado o nuevo?

La primera decisión es una de las más importantes. ¿Comprar un auto usado o uno nuevo? Hay muchas razones para por las que elegir una u otra opción. Mientras un auto nuevo te ofrece todas las condiciones de seguridad, calidad y tecnología; el auto usado tiene otros beneficios como la variedad de modelos y precios, además de que si eres un amante de la reparación y tuning de los autos, tienes la posibilidad de moldearlo a tu gusto a nivel mecánico.

Comprar un auto usado ha tenido siempre un inconveniente, como es la falta de información e inseguridad ante la compra: problemas asociados a la placa, como multas papeletas u órdenes de captura entre otros riesgos que conviene conocer antes de hacer la transferencia. Sin embargo desde ahora esto no va a ser un mayor problema, pues el Informe Autofact te ofrece toda esa información necesaria sobre el auto que quieras con sólo ingresar la placa de éste.

Si deseas obtener el Informe Autofact y conocer el pasado de un auto antes de comprarlo, puedes acceder a este enlace.

Además, otra decisión colateral, si es que te decides por comprar un auto usado, es optar por la compra a un particular o a un concesionario. En cualquier caso, Autofact te recomienda que te informes con antelación para poder estar seguro de tu próxima compra.

2. Presupuesto

A menudo esta es la causa de decisión más importante: ¿cuál es mi presupuesto? ¿Cuánto dinero estoy dispuesto a gastar? Si tu principal objetivo es ahorrar todo lo posible, está claro que te interesa mucho más comprar un auto usado.

Es muy importante que tengas un presupuesto previamente definido, ya que de esta manera tu decisión será mucho más fácil de tomar. De lo contrario, desde tu idea inicial hasta el precio final que pagues puede variar mucho y corres el riesgo de pagar mucho más de lo que tenías pensado. Ten en cuenta que la compra de un auto conlleva muchos otros gastos indirectos que también debes tener en cuenta, como seguros obligatorios, seguros complementarios, combustible, el pago de impuesto vehicular, etc.

Una vez que defines tu presupuesto, debes optar por alguna de las formas de pago. La ideal es pagar al contado, pero no todo el mundo tiene esta posibilidad, y a menudo esa opción limita mucho la compra. Por esta razón existen los diferentes métodos de financiamiento a los que puedes acudir si quieres comprar un auto que va más allá de tus ahorros.

Las variedades son numerosas: desde el crédito vehicular que ofrecen los bancos, hasta las opciones financieras que tienen los mismos concesionarios, o también, los préstamos personales. Además, existen también los fondos colectivos o la compra inteligente, a través de la cual puedes cambiar de auto más a menudo debido a las condiciones de dicho sistema de financiamiento.

 

Lo importante es que revises bien todas las posibilidades y leas la letra chica de los contratos de financiamiento. Si no entiendes algo o te quedan dudas, lo mejor es que consultes a algún profesional para que te pueda orientar antes de meterte en un crédito.

3. ¿Cuáles son tus necesidades?

Esta razón parece obvia, pero a veces hay que pensar bien cuáles son las necesidades que nos llevan a comprar un nuevo auto. ¿Cuánto lo voy a usar? ¿Lo necesito para ir al trabajo todos los días o solamente lo utilizaré los fines de semana como parte de mi ocio? De todas estas decisiones dependerán aspectos tan importantes como el tamaño del auto, las características del motor o el consumo que tenga.

Además, no es lo mismo comprarte un auto para ti, que comprarlo para llevar a tu familia, o tener que pensar en sí si lo vas a estacionar en la calle o tienes algún lugar disponible para ello, pues en el primer caso deberás tener mucho más muy en cuenta sus condiciones de seguridad antirrobo.

Así pues, una buena opción es hacer una pequeña lista con las diferentes variaciones los distintos factores que condicionarán tu próximo auto:

  • Viajes largos vs viajes cortos
  • Familiar vs personal
  • Mayor espacio en la maleta vs menos espacio detrás y más delante
  • Potencia vs economía de combustible
  • Uso diario vs de fin de semana
  • Uso comercial vs uso personal

Y así, anotar todas las características que deberá cumplir el auto para ser óptimo. Es una práctica muy fácil de hacer pero muy útil.

4. Infórmate

Antes de realizar la compra, y una vez tengas claro qué modelo o tipo de auto quieres, revisa en publicaciones especializadas o con expertos si el auto que quieres tiene una buena valoración. Por ejemplo, puedes revisar si ha formado parte de algún recall.

También puedes revisar foros especializados o consultar en talleres por el auto que quieres tener. De esta manera te podrán dar una mejor opinión si ya lo han usado y sabrán acerca de su consumo e historial mecánico.

Si se trata de un auto usado, recuerda que también puedes acceder a ese tipo de información con el Informe Autofact.

Te puede interesar

Revisa en este artículo La maratónica búsqueda del primer carro: una historia real

Revisa en este artículo Contrato de compraventa de vehículo

Comentarios

INFORME AUTOFACT

Informe Autofact Perú

Solicita de manera gratuita información básica del vehículo Información básica
¡Únete a nuestros amigos en facebook!